fbpx
TOP

Tu salud está en tus manos ¡empodérate!

Las personas viven más pero… cada día, a edad más temprana, adquieren enfermedades crónicas, como diabetes, hipertensión, colon irritable, problemas vasculares, pulmonares, renales e incluso terminales. Realizando acciones adecuadas es posible prevenirlas, mitigarlas o sanarlas, en vez de apenas controlarlas o considerarlas incurables.

 

¿Por qué nos enfermamos?

 

1. Nos enfermamos por no controlar comportamientos y emociones

 

Existen comportamientos y estados emocionales que generan enfermedades, secuelas y eventos fatales.

Un alto nivel de estrés puede causar accidentes vasculares cerebrales e infartos. Son estado de desespero, gran angustia o rabia.
Expresar violentamente los sentimientos hace daño y puede ser fatal. Para calmarse, lo mejor es parar, postergando discusiones. Esto ayuda a no dar respuestas apresuradas.
También el estrés permanente, el reprimir emociones y el sentir incomprensión de parte de las personas con que se convive, reducen la inmunidad, provocan tumores, inflamaciones y otras dolencias.

Los conflictos no son negativos cuando existe un sentido de unión y apoyo mutuo; si esto no se logra, minimice el contacto, sea cortés para pacificar y busque relacionarse con otras personas. Pero, por ningún motivo se aísle, porque esta condición con el tiempo provoca gran parte de las enfermedades psicológicas o fisiológicas.

 

2. Nos enfermamos porque ingerimos muchas sustancias sintéticas o tóxicas

 

Publicaciones muestran que ni la legislación y ni el control sanitario de sustancias artificiales usadas en cosméticos, alimentos y medicinas son confiables.

Casi la totalidad de los alimentos y refrigerantes industriales poseen compuestos artificiales, como colorantes, saborizantes, endulzantes y otras sustancias que dificultan el funcionamiento del cuerpo, lo acidifican o son muy tóxicos.

Para tener salud es imperioso minimizar su consumo. Preferir alimentos preparados a los industrializados.
La mayor parte de las medicinas también son constituidas por sustancias artificiales o sintéticas, que siempre originan otras dolencias a corto, medio o largo plazo.

Muchas veces estas son auto-medicadas, mal recetadas, o bien, poco eficientes o muy dañinas. El principal efecto de las medicinas es controlar la enfermedad. Pocas veces sanar.

Las medicinas se deben tomar hasta encontrar substituto o cura mediante nutrición correcta, ejercicios moderados, cambios de hábitos y de conducta o con terapias complementarias y alternativas.

Ojo, que hay medicinas que no deben suspenderse de forma brusca, consulte su médico antes de hacerlo.

 

3. Nos enfermamos porque no buscamos eliminar toxinas o residuos acumulados

 

Al no hacerlo, sufrimos de inflamaciones, obesidad, daños en los órganos e sistema vascular, o bien otras molestias o enfermedades, como el cáncer.
Las células del cuerpo se renuevan de forma constante. En este proceso, las células producen residuos metabólicos que deberían ser eliminados por los pulmones, riñones, hígado y piel.

El cuerpo limpia estos órganos al dormir y al disminuir el trabajo digestivo, sin embargo rara vez dormimos bien unas siete horas.

Es posible ayudar a esta depuración con una dieta vegetariana parcial o total, mediante ayunos o ayunos parciales (de 14 a 16 horas diarias bebiendo solo agua), cenando temprano, bebiendo mucha agua y usando infusiones o sustancias diversas. Existen varias. Un ejemplo, tomar unos días en ayunas una cuchara de aceite de oliva con una cucharadita limón ayuda a limpia el hígado.
Los residuos acumulados en el colon causan estreñimientos e intoxican. El uso constante de laxantes produce flojera intestinal.

La actitud correcta debe ser ingerir bastante líquido, alimentos con fibra y hacer ejercicios. Auxilian la limpieza del colón, el uso de aceites, como oliva o de coco, ciertas frutas, vegetales y plantas. Por ejemplo, aloe vera, linaza, ciruela, higo, piña y kiwi.

 

4. Nos enfermamos porque no tratamos como se deben las molestias y enfermedades

 

 

Las molestias son señales del cuerpo que algo no está bien. La solución dada es controlar la molestia o enfermedad sin atacar las causas.
Ejemplos. El cuerpo puede aumentar el colesterol para limpiar la mucina que producen las tiroides cuando funcionan mal, al disminuirlo con remedios esta limpieza se reduce.
Lo más habitual es que la gastritis sea producto de la disminución del ácido clorhídrico, por mala hidratación de la mucosa del estómago, falta de yodo o de vitamina B3 o B12. Al tomar remedios en vez de resolver este problema, se generan alergias, problemas pulmonares y permeabilidad intestinal.
Las inflamaciones internas producen obesidad, falta de inmunidad que facilita infecciones y mal funcionamiento.

Las inflamaciones crónicas llevan a enfermedades degenerativas y a fragilidad en la adultez mayor; estas se evitan, mejoran o se sanan ingiriendo los nutrientes adecuados, con actividad física adecuada y eliminando toxinas.

Usamos anti inflamatorios alopáticos nocivos pudiendo usarse los naturales y muy poderoso como la cúrcuma (adicionando una pizca de pimienta negra, cuando ingerida). También tenemos el jengibre, cebolla, ajo, caléndula, romero, árnica, manzanilla y muchos otros. Debes buscar conocer sus usos y limitaciones.

 

5 Nos enfermamos porque las células se transforman en cancerosas cuando reciben poco oxígeno

 

Esto por excesos de toxinas y cuerpo acidificado. Los alimentos del cáncer son los carbohidratos y en especial, el azúcar y también la glutamina de las carnes rojas. Con una dieta sin estos productos dejamos el cáncer sin sus alimentos.
La quimioterapia, según la Organización Mundial de la Salud, sana menos de 10% de las personas tratadas y destruye células buenas, generando otros problemas. Este tratamiento es más efectivo para cáncer que afectan la sangre y en el inicio del cáncer. Logramos lo mismo si alcalinizamos el cuerpo aumenta el oxígeno que pierde al acidificarse. El oxígeno es tóxico para las células cancerosas. Se oxigena el cuerpo al comer bastantes vegetales, haciendo ejercicios aeróbicos moderados o respiratorios y con el tratamiento de ozono.

 

6. Nos enfermamos porque dejamos la asesoría médica

 

Busque un profesional de su confianza. La medicina tradicional actual es muy buena para casos de emergencias, para diagnosticar, acompañar y controlar enfermedades, a pesar de casi nunca ataca su causa.

También, se extirpan órganos sin que se busque antes otras terapias que podrían sanarlos. Sólo un peligro inminente de vida justifica su extracción, normalmente el cuerpo va a tener dificultades debido a su extirpación. Lamentablemente no es raro escuchar personas decir: “como me voy a operar voy aprovechar de sacarme la vesicula que me está molestando”. La falta de vesícula o de cualquier órgano dificulta el funcionamiento del cuerpo.

 

7. Nos enfermamos al no respetar el cuerpo y sus necesidades

 

 

El cuerpo es el hogar de cada persona, no obstante se descuida, se maltrata y se estropea. Las células necesitan nutrientes adecuados para producir compuestos o energía para regenerar los órganos y sistemas que lo constituyen. También para que las personas realicen sus actividades.
Una buena agua es un alimento vital, sana enfermedades y es un buen cosmético. Sin lo suficiente, las células funcionan mal o mueren, deteriorando el organismo y envejeciéndonos prematuramente. Adicionar al agua una pizca de sal marina ayuda a hidratar.
Tomar sol de modo inteligente trae muchos beneficios a la salud. Bastan de 5 a 15 minutos diarios (sin bloqueador), dependiendo del color de la piel y es más efectivo cerca de medio día, en que nuestra sombra es igual o menor a nuestra altura.
Los malos hábitos con el tiempo disminuyen la capacidad del cuerpo para asimilar o procesar ciertas sustancias, urgiendo suplementarlas, como es el caso de la coenzima Q10 y hormonas bio-idénticas, vitales para el buen funcionamiento del organismo.
Nuestros alimentos son cada día más deficientes en minerales y vitaminas
El magnesio es barato suplementar y puede resolver problemas como arritmia cardiaca, mejorar la presión y la circulación, entre muchos otros. El calcio se encuentra en las verduras verdes, suplementado sin magnesio, con falta de sol, vitamina D3 y K2 en vez de calcificar los huesos se deposita en los tejidos blandos del cuerpo, como piel, aorta y sistema vascular aumentando el envejecimiento y el riesgo de infartos. La mayor parte de microminerales que nuestro cuerpo necesita los podemos obtener usando la sal marina o de la cordillera de la Bolivia o del Himalaya, reemplazando la nociva sal común y disminuyendo su efecto negativo sobre la presión.
Vitaminas, también deben suplementarse, principalmente las del complejo B, C, D3, A, K2. Debe existir control médico porque todo exceso es dañino, en especial de selenio y vitamina A. Es importante estar informado al respecto.

 

8. Nos enfermamos porque nos alimentamos mal o no ingerimos lo que necesitamos

 

 

Consumimos carbohidratos en exceso, 80 veces más que hace 100 años, en especial azúcar, harina de trigo y sus derivados, papas y otros.

Lo que sobra se guarda en forma de grasas principalmente en los órganos, en el abdomen o cintura y según el médico Lair Ribeiro son los responsables del aumento de colesterol y no las grasas saturadas, como muchos piensan. Generando las creciente diabetes tipo 2 y tipo 3.
La moderación y consumo correcto de comida mantiene la salud y aumenta la longevidad como lo muestran los lugares del planeta donde se vive más con salud.
En alimentos refinados se eliminan vitaminas y minerales. Al comerlos el cuerpo siente falta de estos y los retira, por ejemplo de los huesos, siendo una de las causas de la osteoporosis, la cual también se genera en personas adultas al consumir leche, según lo demuestran estudios epidemiológicos.
Es fácil producir, nutritivo y sabroso usar leches (extractos vegetales) de semillas, de coco rallado y cereales.
La mayor fuente de vitaminas, fibras y minerales están en frutas, hortalizas y semillas. Comer productos germinados o fermentados favorece la digestión.
Ciertas medicinas y sustancias tóxicas reducen las bacterias que están encargadas de dividir los alimentos en el sistema digestivo y para contribuir en el proceso de absorción de los nutrientes y mantener la inmunidad. Estas bacterias se recuperan usando pre-bióticos y pro-bióticos.

 

9. Nos enfermamos porque no priorizamos tener calidad de vida que es un pilar importante para controlar nuestra salud y bienestar

 

Calidad de vida es bienestar físico, mental, emocional, social y espiritual.

El confort físico se alcanza con una alimentación placentera que provee los nutrientes necesarios, teniendo vida social activa, actividad física y hábitos adecuados, como saber comer y dormir bien, a las horas correctas y ser jovial.

Para alcanzar claridad mental se debe evitar la divagación, “calmar la mente”, eliminando las conversas internas para concentrarse en la realidad.

Además, educarse para actuar con calma, evitando así errar y crearse problemas.

La tranquilidad emocional se alcanza relacionándose bien con los otros, teniendo empatía, actuando de forma madura, porque una persona difícil no lo es, evitando conflictos y minimizando la interacción con ciertas personas difíciles.

Publicar un comentario

Cart Item Removed. Undo
  • No products in the cart.