Sueño esperado

Hoy amanecí feliz. Quise ordenar mi mente y recordar qué fue lo que soñé. Así comenzó a venir mi memoria todo este sueño que me había puesto tan contenta.



Un día, estando dormida, soñé que el virus desaparecía.

Abrí la puerta de mi casa, salí a la calle, miré a todos lados… La calle estaba ordenada, limpia, brillante… pero no había nadie.  Mientras me decía a mi misma“¿Qué está pasando? ¿por qué no hay nadie?” fui a sentarme a la puerta de mi casa a pensar… “No se atrevían a salir porque no pueden creer que esto esté pasando”.

Entonces me di el trabajo de caminar cerro arriba y cerro bajo para decirles a todos y cada uno de los que me abrieran la puerta que esto se iría terminado.

“Si nos volvemos positivos se va a ir el virus, porque el virus es pura negatividad que envuelve nuestro cerebro y lo hace creer que anda por ahí”, “Tú le das fuerza y lo ’empoderas’ con tu negatividad”, entonces, nuestra actitud con el virus debería ser: “Tú no estás aquí, tú no existes, no te veo…”




Es importante cuidarnos porque, ante el virus, tenemos que tener nuestro “escudo protector”. Este es el sistema inmune, allí donde están nuestras defensas. No podemos descuidar la alimentación, caer en depresión, es decir, no esconderse en casa para dormir todo el día y dedicarse a hacer nada. Hacer esto es entregarse a la muerte. La muerte sabe muy bien donde tiene que estar y, la mayoría de las veces, uno se da cuenta demasiado tarde para reaccionar.



Bueno, si yo les cuento este sueño que tuve es porque creo que es necesario que reforcemos nuestro sistema inmune, comamos cosas sanas y no compremos cualquier “pomada” que “vendan” por ahí. Cuando te digan “Tome ‘agüita’ de ésta o de esta otra cosa”, claro, no es malo, pero todos estos arreglos no te van a sacar de esa “negatividad que te absorbe”.

Ante el virus, entonces, ya sabemos lo que tenemos que hacer. Tenemos que positivizar la actitud frente al virus, estar contentos, estar felices, mirar hacia el frente y decir “Nada nos va a pasar”. Esto no quita que sigamos con las medidas básicas de autocuidado personal, salir con mascarilla, tomar mucho líquido y todas las vitaminas que se tengan que tomar… Pero lo importante es mantener “la frente bien en alto”, no cabizbaja ni cabizbajo.Esta es la posición que tenemos que tener de ahora en adelante.

Bueno, yo pienso que lo que nos pasa son cosas que se juntan en el Universo. Si la tierra se está reseteando, al resetearnos también estamos eliminando todo, ¡eliminemos el virus también nosotros!

O sea, si queremos ser científicos, ahí tenemos la respuesta y si queremos ser religiosos, también, con mucho respeto.

5/5
Victoria de Lourdes Quiroz López

Victoria de Lourdes Quiroz López

Chilena en España. Bibliotecóloga. Magister comercio internacional.

Comparte en tu red social favorita:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn