Sanar escribiendo. Entrevista a Aida Foresti desde Suecia

Cuando la magia de lo invisible se mimetizan con una palpable realidad, no hay otro camino que sea el de plasmar en el papel, las circunstancias que llevaron a nuestra entrevistada de hoy; Aída Foresti.

1.- ¿Quién es Aída? Cuéntanos un poco de tu historia.

 

Si nos remitimos al plano terrenal, soy una mujer mayor que ha tenido diversas experiencias en la vida. Salí de Chile el año 1975, naturalmente por la situación que habíamos vivido desde 1973.
Yo había trabajado en una empresa alemana como contadora. Naturalmente, allí toda la administración era de extrema derecha. Al mismo tiempo de trabajar yo completaba mis estudios de Auditoría en la Universidad de Chile.

En Suecia tuve la suerte de encontrar al que fue mi esposo, Alvaro Foresti Charnay. En este país tuve que dedicarme a cosas muy diferentes de las que me había dedicado en Chile, entre otras, me dediqué a la educación de párvulos, en primera instancia para niños latinoamericanos. Estudié algunos años el idioma español en la Universidad de Gotemburgo donde entré al mundo de la literatura, posteriormente llegaron los hijos y en 1985 formé una sociedad a partir de la cual adquirimos una librería. En ese entonces, la única librería en Suecia que abastecía de libros en nuestro idioma, a las escuelas, bibliotecas y universidades. El nombre de la librería era Cono Sur.



Durante esos años fuimos representantes de diversas editoriales españolas y chilenas ante los países nórdicos y por un tiempo tuvimos dos locales, uno en el centro de Gotemburgo y el otro frente a la facultad de español. También participamos en diversas “ferias del libro” internacionales. Por nuestros locales pasaron de visita muchos poetas, escritores y conferencistas, era el lugar donde se encontraba el mundo intelectual latino. Solíamos efectuar tertulias los días jueves, donde participaban poetas, escritores y cantantes.

Después de doce años, nos vimos en la necesidad de cerrar las librerías, ya que apareció internet y con esto, los interesados en libros pudieron efectuar sus pedidos directamente a las editoriales.

A esas alturas, mi salud se había agravado y recibí el diagnóstico de futura invalidez, allí comprendí que tenía que hacer algo para recuperarme.

Posteriormente estudié diversas medicinas alternativas, cambié mi forma de alimentarme, pensar, vivir y logré -en muy corto tiempo- recuperarme. Entendí que mi problema estaba en mi ser emocional. También amplié mis conocimientos sobre espiritualidad.

Más tarde comencé a dar cursos, uno de ellos denominado la “La danza de la vida”, donde los participantes, por medio de la música, lograban sacar las emociones bloqueadas en sus cuerpos. Constatando que las personas participantes recuperaban la salud, entendí entonces que iba por muy buen camino.

Los últimos años he dirigido círculos de estudios, practico yoga, leo bastante y tengo un grupo maravilloso de amigas/amigos donde tratamos de apoyarnos para enfrentar el tiempo que nos queda para vivir en este plano.



2.- ¿Cómo surge esta veta de escritora?

 

A raíz de un hecho trágico, el año 1998, publiqué mi primer libro en 1999, en idioma sueco: “Göteborg har sorg”, en español: “Gotemburgo tiene pena”. Al mismo tiempo que creaba la Editorial Golondrina.

La verdad es que yo no me siento escritora, solo las circunstancias hicieron decidirme a escribir mi primer libro, en colaboración con otra persona. Esto fue a raíz de un gran incendio en mi ciudad, Gotemburgo, donde fallecieron más de 60 jóvenes, entre los cuales había algunos muchachos chilenos y de otros países latinos. Por esa época, había un gran problema de racismo acá en Suecia. Personalmente, me sentí afectada, ya que el día del incendio, tuve muchas horas de incertidumbre ya que no conseguía contactarme con mi hija y temía que ella estuviera en el lugar de los hechos. Luego, ante todo lo incierto de si este hecho había sido motivado por un acto de racismo u otras teorías, creí oportuno que este suceso fuera documentado en un libro, pero en ningún momento pensando en la literatura, solo quería exponer claramente todo lo sucedido en el lugar de los hechos, en los hospitales, en las familias, etc., etc.

Favorablemente el libro tuvo buena aceptación en el medio sueco y lo más importante es que, aunque ya han pasado más de veinte años, el libro es todavía usado dentro de las compañías de bomberos y en los servicios de salud, para que el personal esté preparado en caso de crisis parecidas.



3.- Nosotros nos conocemos hace varias décadas. Tú has escrito cuatro libros anteriormente ¿Qué te motivó a escribirlos? ¿Qué importancia le dio a tu vida?

 

En la pregunta anterior te conté la creación del primer libro. En relación al segundo, también fue por un hecho circunstancial. Hubo un periodo, hace ya varios años, en que se comenzó a discutirse la pedofilia en Suecia. Como yo había trabajado con niños pequeños, había participado en varias conferencias y cursos para enfrentar el tema. Como soy curiosa, tomé contacto con profesionales de otros países, especialmente psicólogos, personal de la salud, educación, etc. y estudié diferentes formas de tratar el tema.

Basándome en las conclusiones de dos profesionales muy reconocidas en Estados Unidos, creé el libro para enseñarle a los niños a defenderse en caso de ser acosados por pedófilos. Lamentablemente cometí un error, la ilustradora del libro, creó una situación donde se veía a una pequeña defendiéndose, dándole una patada al acosador, por tal razón el libro fue objetado por la Biblioteca de los Reyes, encargada en Suecia de las recensiones de los libros, ya que considera que no se puede enseñar la violencia. Lo extraño es que yo me basé en lo que opinaban verbalmente profesionales: que hay que enseñarle a los pequeños a defenderse, o sea, que existe una doble moral. Hay cosas que se pueden hablar, pero no se pueden escribir, ni mostrar en ilustraciones. En todo caso, como siempre tengo un “angelito” que me protege, logré -de todas maneras- vender el libro a una buena cantidad de escuelas y también a particulares.

Justo ahora, después de 21 años, reviso en google y el libro está en seis bibliotecas en Suecia, el libro “Mask-Rosen” (en español, “Diente de León”) fue publicado en sueco y por mi editorial.

¿Y qué me dices del libro “Chispita, el Universo y la Danza de la Vida”? que yo conservo en mi poder?

 

Ah… si, ese pequeño libro lo escribí en el año 2010 y está indirectamente conectado con los cursos que yo hacía, pero fue sólo para mi familia y amigos cercanos.



4.-Y ahora, respecto a este nuevo libro “Ipad-ita y el dragón Ego” ¿Cómo ha incidido tu familia en esta creación literaria?

 

Realmente, en un comienzo no tenía que ver directamente con mi familia, el libro lo había escrito hace ya tres años y lo tenía guardado en mi computadora. Mi vida cambió drásticamente al fallecer mi esposo hace dos años y medio. Allí tuve que vender nuestra casa que estaba ubicada en el campo, lugar no apropiado para vivir sola, entonces adquirí un departamento en Gotemburgo. Cuando mi hijo instaló mi equipo tecnológico, encontré el manuscrito del libro y, al leerlo, entendí que era muy apropiado para la situación que estaba viviendo el planeta.

Mi hijo iba a viajar a Chile con su familia en diciembre del año pasado (2019) y allí me vino la idea de que él llevara como regalo para la familia el libro, pero en esta ocasión, yo quería tener un buen ilustrador.

Allí me instalé en mi computadora y busqué una empresa que trabajara con personas adecuadas para mi tema. Envié todos los datos y… ¡oh sorpresa!, recibí más de cien ofertas. Después de mucho buscar, me interesó una profesional venezolana por sus hermosas ilustraciones. Me contacté a través de Workana, cancelé el valor solicitado y me pusieron en contacto con Isis de Sousa, una maravillosa persona.
La situación en el planeta fue cambiando, Chile con su revuelta en octubre de 2019, luego la pandemia, lo que provocó un cambio en mis planes.

Resumiendo, el proyecto comenzó a crecer, necesité un diagramador y allí apareció Soledad Vásquez en mi vida. Al mismo tiempo Isis creaba ilustraciones muy etéricas y yo quería algo más terrenal. Para mí lo más importante era que reflejara el AMOR, los colores, la música, la vida terrenal, el mar, los pájaros, aunque yo sabía que era complicado por el tema de mi libro. Bueno Isis y la soledad. Me solicitaron una reunión por Zoom, allí hablamos largamente, Isis me pidió que le enviara fotos del medio donde yo vivía, mi familia, mi entorno etc., y allí comenzó una nueva etapa maravillosa.

Isis logró, de una manera increíble, adecuar el libro a mis deseos, logró demostrar que el AMOR es lo más importante, ella sin conocernos, sin saber nada de nosotros ni en el país que vivimos, creó ilustraciones maravillosas, NO COPIADAS DE FOTOS.

En la página número 15, creó una ilustración donde aparece mi esposo, con mis nietas y la perrita de mi hija. Las niñas, hace dos años y medio, cuando falleció mi esposo, eran mucho más pequeñas y la perrita no existía.





Posteriormente tomé contacto con una editorial española para la edición del libro. Allí me llevé otra sorpresa. El libro fue muy bien evaluado y querían que estuviera en su catálogo, en razón de que el presupuesto que me habían ofrecido, lo subieron drásticamente, decidí cambiar a otra Editorial, la que también consideró interesante el tema.
Cómo el proyecto seguía creciendo, y pensando que la mitad de mi familia ahora es sueca, decidí publicar la versión en sueco y para ello tomé contacto con una Editorial en Estocolmo.

Bueno resumiendo, los dos libros tanto en español como en sueco, llegaron a mis manos en septiembre pasado, dejándome con una grata sensación de felicidad.

Al terminar el proyecto, fuimos ocho personas las que participamos en él, de cuatro países diferentes: España, Colombia, Venezuela y Suecia. Dos catedráticos suecos hicieron la traducción del libro a su idioma, también existen dos programadores que se encargaron de crear el sitio web de “Ipad-ita y el dragón Ego”, uno de ellos de Venezuela y otro de Colombia y dos personas en Venezuela están a cargo de las redes sociales.

Mi familia solo se enteró de mi creación el pasado 13 de septiembre donde les presenté el libro. Ellos quedaron sumamente impresionados de las hermosas ilustraciones. Posteriormente hice la presentación en la Universidad ante unos pocos colegas de mi esposo, quienes se ven obligados a trabajar telemáticamente por la pandemia. También hice la presentación del libro a mis amigos más cercanos.

Tengo que recalcar que decidí no vender el libro, en cambio la gente interesada lo puede bajar en forma gratuita por PDF entrando a el sitio Web: www.ipad-itayeldragonego.com

Si se propone que los interesados hagan voluntariamente un aporte directo a una de tres organizaciones internacionales: Médicos sin Fronteras, UNICEF y una organización venezolana que trata a niños con cáncer.



5.- ¿Qué sentido tiene para ti este aporte literario al mundo tecnológico en que vivimos?

 

Como te comentaba anteriormente, en ningún momento he pensado que este último libro sea un aporte literario. Para mí lo importante era dar a conocer, de forma entretenida y terrenal, una forma de sanarnos tanto física como mentalmente. Lo que yo escribo en el libro es mi propia experiencia y como yo superé el diagnóstico de futura invalidez. El estrés, el materialismo y la inconsciencia de lo que somos, están perjudicando al mundo.

Por ejemplo: ningún medio educativo ha enseñado hasta ahora la importancia de los sentimientos y las emociones en su relación con nuestra salud física, nadie nos ha explicado que nuestro cuerpo es una extensión de nuestra consciencia y que esa energía que se encuentra en todas partes, naturaleza, mar, aire, tierra y dentro de nosotros mismos es solo AMOR: qué si yo le hago daño a otro ser, me estoy haciendo daño a mí mismo.

Con relación a la tecnología ha sido fantástico usar este medio para llegar a comunicarme con personas que están al otro lado del planeta, a las que nunca he visto físicamente, que además somos de generaciones diferentes y, a pesar de eso, entendernos y lograr un resultado que nos satisfaga a todos.

Por ejemplo, para poder sacar a circulación el sitio web del libro, tuvimos que comunicarnos entre Colombia, Venezuela, Estados Unidos y Suecia, en tres idiomas al mismo tiempo. Comprenderás que, con mis setenta y siete años, no es fácil para mí hacerlo. Esas han sido experiencias nuevas y enriquecedoras.



6.-Cuéntanos lo que significó para ti dar por concluido y editado este libro, especialmente por la difícil situación en que el mundo vive.

 

Cuando descubrí el manuscrito del libro que había tenido guardado en mi computadora por casi tres años y cuando volví a leerlo, confirmé lo que creo, que nada sucede por casualidad en el universo. Por alguna razón el manuscrito quedó rezagado. Bueno, ahora podemos constatar que el planeta está viviendo un cambio radical y para poder superar esta situación, los seres humanos debemos tomar consciencia que no podemos seguir dañando al planeta, que no pueden seguir las desigualdades, el racismo, el poder de las religiones y los intereses económicos, En cambio, debemos entender que somos nosotros los que debemos cambiar y unirnos en AMOR, comprensión, empatía, etc.

Yo tengo fe y creo que, después de este periodo complicado, el mundo volverá a vivir en paz y armonía. Son millones de personas las que están despertando y entendiendo que somos nosotros lo que hemos causado esta situación. Tengo esperanza que el libro pueda ayudar a muchos seres a encontrar el camino correcto para sanarnos.



7.- ¿Qué recomendaciones les harías a una persona mayor que tiene ganas de escribir, pero… aún no se atreve a dar el primer paso?

 

Para mí lo más importante es confiar en uno mismo, si alguien piensa que tiene algo que entregar por medio escrito, debe atreverse a dar el primer paso. Por medio de la tecnología hay posibilidades de recibir ayuda, incluso respaldo económico. Nosotros los mayores tenemos la experiencia de la vida que hemos vivido y aunque nuestro cuerpo físico se va deteriorando, no podemos dejar que nuestra mente se oxide. Eso no es vivir. Si cuidamos nuestro cuerpo, nos alimentamos en forma correcta y además usamos nuestro intelecto y ojalá también nuestra vida espiritual, nos iremos de este plano satisfechos de haber tenido una vida rica, donde todos cooperamos para un mundo con mejores expectativas.

Invito a todos los lectores de esta revista digital a que entren a la sitio web de ipad-itayeldragonego.com y bajen la versión en PDF del libro en forma gratuita. Creo que si aplicamos las lecciones de Ipad-ita, podemos mejorar nuestras condiciones de vida. Yo logré recuperarme de afecciones físicas y mentales cuando entendí que mis problemas eran las emociones contenidas que bloqueaban mi organismo. El vivir hacia dentro, en paz con uno mismo, es la primera herramienta para recuperar la salud física y mental.

5/5
Aida Foresti

Aida Foresti

Radicada en Suecia hace 45 años, nacida en Chile. Autora del libro Ipad-ita y el dragón Ego. Actualmente escribiendo y desarrollando su trabajo inspirado en su experiencia, para lograr llevar y difundir ese hermoso mensaje de vida.

Comparte en tu red social favorita:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *