fbpx
TOP

Resoluciones de fin de año, todos los años, también en la adultez mayor

Mucha gente ve el fin de año como un nuevo comienzo, un tiempo para el cambio y para hacer las cosas de forma diferente.

Ver estas fiestas como una oportunidad

 

La verdad es que puede ser una oportunidad maravillosa para detenernos un momento a revisar qué está yendo bien y qué no está yendo tan bien en nuestras vidas, siendo este un ejercicio válido para todos nosotros, independientemente del momento de la vida en la que nos encontremos y la cantidad de años que creamos tenemos por delante.
Lo único que importa es que esta fecha festiva logre motivarnos a pensar en un futuro mejor, para uno mismo, para los nuestros y para comunidad que nos rodea.



Un ejercicio reflexivo para el fin de año

 

En este artículo quiero compartir un ejercicio de reflexión que hago todos los años para evaluar mi relación con el año que está terminando y -de esa forma- definir una postura positiva frente las oportunidades que trae el próximo año.

Primero, agradecer

 

Luego de pensar y sentir lo que ha sido para mí este año, veo que la palabra “gracias” viene a mi mente incesantemente y es por ello que me tomé la libertad de inspirarme en nuestra Violeta Parra, para de algún modo expresar mi sentir:
Gracias a la vida que me ha dado las posibilidades de encontrar gente buena y sencilla, que puedo tomar de ellos lo positivo de su entrega a los demás, jóvenes con las ganas de compartir sus conocimientos en este Chile que amo.
Gracias por estar disfrutando de la música que me eleva al cielo con su fondo estrellado; de la naturaleza que agresivamente se manifiesta y nos pide a gritos que la cuidemos, que puedo seguir pensando y manifestando mi alegría y descontento por el dolor que en general vivimos los seres humanos.
Y la luz que guía mis pasos, caminando por tantos lugares lejanos y cercanos, pero teniendo a Valparaíso como mi ancla perfecta.
Gracias por abrir mi corazón y comprobar que sí hay un mundo de amor que hace falta destacar y hacerlo noticia especialmente a través de la televisión que es el medio de comunicación que seguramente existe en casi todos los hogares.
Gracias por las 7 décadas que ya tengo y como mujer adulta mayor decreto seguir estando activa, compartiendo, riendo y llorando junto a mis pares y a los jóvenes que me han dado tanto.

Luego, reconocer los avances

 

Estoy abriendo un nuevo ciclo al incorporarme paulatinamente a las redes sociales como comunicadora social de una nueva forma de envejecer, al visualizar un nuevo mundo donde las personas adultas mayores comenzamos a ser aceptados con nuestros valores y potencialidades, pero somos nosotros/as los/as que tenemos que tomar la iniciativa y tomar conciencia que la inclusión en todos los ámbitos es un sendero en el que hay que caminar y recorrer.
Los y las invito a mirar con amor lo que se ha logrado con el paso de los años y hacer cambios responsablemente, ya sea en el plano físico, como en la búsqueda interna de cada uno. Vale la pena.

Ahora, decretar para el próximo año

 

Yo decreto seguir cumpliendo mis sueños, estamos en el momento preciso, tenemos a los jóvenes que nos hacen sentirnos partícipes de una sociedad donde también somos protagonistas de su desarrollo.
A lo largo de mi vida he tomado muchas decisiones, con altos y bajos, pero hoy tengo la libertad y seguridad de decidir cómo ocupar mi tiempo libre.

¿Cómo ayudar a otros a hacer sus resoluciones de fin de año?

 

Por otro lado, si trabajas con y para las personas adultas mayores o tienes personas adultas mayores en tu familia o entre tus amigos, el fin de año también es super buen momento para asumir un rol facilitador en este proceso, para que aquellas personas que les pueda costar un poquito más hacer este ejercicio de reflexión, reciban ese “vamos” que muchos necesitamos para animarnos a mejorar el “estado actual de las cosas”, sobre todo si estamos pasando por uno o más de los siguientes duelos: pérdida de trabajo, pérdida de un ser querido, pérdida de las relaciones sociales, perdida de la valoración social, pérdida de la salud, etc.

Guiando una introspección para la búsqueda de intereses y deseos

 

Como buena acción de fin de año, les propongo fijar un encuentro agradable con esa persona adulta mayor que necesita ayuda para que puedan ver juntos cómo están resolviendo algunos de sus problemas y qué se podría hacer para mejorar su situación actual.
Esta persona adulta mayor: ¿desea volver a trabajar?, ¿desea poner su experiencia al servicio de alguna actividad caritativa o de voluntariado?, ¿existe alguna área de interés que pudiera ser potenciada mediante actividades educativas?, ¿quiere mejorar su aspecto físico?, ¿quiere volver a disfrutar de su sexualidad y afectividad?… Siempre considerando sus gustos, intereses, valores y capacidades actuales.

Definiendo metas alcanzables

 

Definan juntos unas cuantas metas alcanzables, las acciones que se deberán realizar para alcanzar dichas metas y un plan coherente. Lo importante es procurar que las metas elegidas reflejen genuinamente los deseos de la persona adulta mayor y NO necesariamente lo que usted cree que se debería hacer para mejorar su calidad de vida.
Quizás usted sabe mucho de la vida o es experto en gerontología y geriatría, pero que esto no lo/la puede levar a olvidar que la última palabra respecto a su propia vida, siempre la tiene la persona mayor.

Ojo con la soledad

 

Si cree que esta persona mayor podría estar sintiéndose sola o aislada, plantee la idea de buscar oportunidades de contacto social en instituciones que ofrezcan actividad para personas adultas mayores. La activación siempre será una fuente de felicidad, y en Chile, importantes aliados son las municipalidades, clubes de adultos mayores, cajas de compensación, universidades, entre otros.

Reforzar positivamente y re-empoderar

 

La consigna, finalmente, es celebrar cada logro y disfrutar el tiempo juntos. El comienzo de un nuevo año significa que otro ha venido y se ha ido. Los y las invito a apreciar el tiempo que tienen con las personas adultas mayores de su vida y hacer que este tiempo cuente.
Hagan lo que puedan para reempoderarlos, para que vuelvan a creer que son capaces (porque siempre han sido capaces) de hacer cambios positivos en sus vidas, independientemente de lo que les haya pasado antes y de la edad que tengan.
Te invito a ayudarlos/as a vivir cada día ¡al máximo!
En este período de Navidad y fiestas de fin de año, unamos nuestros mejores deseos, juntémonos en familia, contengamos al que está solo y  ayudémoslo a darse sentido a estas fiestas, reforzando la enseñanza que Jesús nos dejó con su mensaje de amor.

Soy una bloguera mayor, mi profesión actual es mi propia evolución personal, amarme a mí misma y poder compartir con otros lo que estoy aprendiendo, gracias a mi inquietud de estar siempre en la búsqueda de conocimientos, teóricos y prácticos. Valoro y agradezco los diferentes ciclos de vida pasados ya que, gracias a ellos, estoy hoy viviendo la etapa más feliz de mi vida.

Comentarios (2)

  • Avatar

    Clara Chamorro

    Me encantó, tengo 62 años y empiezo a vivir diferente, creo que ustedes me ayudaran a tomar la mejor vía para disfrutar esta nueva etapa. Los seguiré.

    reply
    • Javiera Sanhueza

      Hola Clara, muchas gracias por su mensaje y por si promesa de seguirnos. Esperamos estar a la altura, con nuestros artículos semanales.
      Esperaros sus comentarios, gracias 🙂

      reply

Publicar un comentario

Cart Item Removed. Undo
  • No products in the cart.