Que el arte de la calle nos mueva hasta los cimientos

Foto: Agencia UNO

La música es un arte universal que traspasa fronteras, edades, idiomas, mueve a los pueblos tocando millones de células que componen al ser humano.

Refleja todos los estados emocionales que se puedan identificar en el complicado laberinto de conexiones energéticas, liderando el sentido común de los protagonistas, a interpretar un himno que revienta el anhelo de justicia, de amor, de esperanzas e irrumpe en acordes de luz como un bálsamo orgánico, reflejando el derecho de expresión al plasmar con ideas, esa conexión entre los hechos y la capacidad de unir a las personas en una sola causa.



Las crisis sociales siempre han sido terreno creativo para el cultivo de la sensibilidad popular, mueve a las masas humanas, actualizándose a través de la música, permitiendo que la historia se mantenga viva. No se olvida y se retroalimentan las nuevas generaciones, las que libremente y sin miedo despiertan y actúan para lograr una vida  y futuro mejor.



La propuesta de “Las Tesis”

 

La juventud me nutre con este optimismo y quiero destacar hoy en día a un grupo artístico de mujeres: “Las Tesis”, quienes representan, en una sola obra, el grito por justicia de muchas mujeres anónimas que han sufrido la violencia de una u otra forma, dando pie a un contagio espontáneo, movilizando a grandes grupos, de diferentes edades a manifestarse abiertamente.

Valoro la capacidad de est@s jóvenes del siglo XXI y tengo todas las esperanzas que un día, ell@s cosecharán el fruto de la semilla que han plantado y que hoy recién empieza a germinar.

Chile se perfila a una nueva toma de conciencia, que está abriendo los ojos a una gran mayoría, es nuestro derecho y deber contribuir a abrir el camino hacia una sociedad más igualitaria, hasta que la “dignidad se haga costumbre” y permanezca en el consciente colectivo universal.



Hoy, l@s adult@s mayores

 

Las personas mayores hemos enfrentado a lo largo de nuestra vida un sinnúmero de desafíos, lo que nos ha dado la fortaleza para seguir enfrentándolos con nuestra experiencia acumulada por años. A tod@s nos embargó el miedo, pero yo me he ocupado de hacer uso del crecimiento personal adquirido, para mirar con optimismo y seguir salvando los obstáculos que se presentan en este largo caminar.

Sentir con el corazón, pensar con la mente y actuar desde el amor, desde los valores humanos nos hará mejores personas y  hará de Chile un país más equitativo y justo.

5/5
Laura Gajardo

Laura Gajardo

Soy una bloguera mayor, mi profesión actual es mi propia evolución personal, amarme a mí misma y poder compartir con otros lo que estoy aprendiendo, gracias a mi inquietud de estar siempre en la búsqueda de conocimientos, teóricos y prácticos. Valoro y agradezco los diferentes ciclos de vida pasados ya que, gracias a ellos, estoy hoy viviendo la etapa más feliz de mi vida.

Comparte en tu red social favorita:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Una respuesta

  1. Excelente artículo. El ser humano es energía vibratoria, por lo tanto música. La revolución del cambio de conciencia se puede hacer a través de la música y eso está sucediendo en el mundo. Gracias al grupo LAS TESIS que con su aporte ayuda a despertar al planeta. Gracias Laura Gajardo por un muy buen artículo.😊👍💕💕💕🦋

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *