Pensar Sin Edad fue parte del conversatorio inaugural de la Escuela de Verano de la Universidad de Valparaíso 2020

Nuestra revista tuvo el honor de ser invitada a participar en el conversatorio que da el puntapié inicial a la décima versión de la Escuela de Verano de la Universidad de Valparaíso, titulada: “Las personas mayores a la Universidad”
La Escuela de Verano es una iniciativa que promueve la participación social y cultural de la población mayor de 60 años y en esta nueva edición, también contempla cupos para personas menores de 60 años, con el objetivo de favorecer el encuentro intergeneracional.
Bajo el lema “tiempos de construcción colectiva”, la instancia abordará temas relacionados con la actual crisis política y social que enfrenta el país a través de charlas y conversatorios. Además, se impartirán cursos y talleres en torno a diferentes tópicos del 6 a 16 de enero.



“La participación de las personas mayores en la movilización social”

La representante de Pensar Sin Edad en este conversatorio fue la bloguera Graciela Miranda, quien estuvo compartiendo la mesa junto a Gonzalo Ojeda, sociólogo, gerontólogo y profesor distinguido de la Universidad de Valparaíso y Agnieszka Bozanic, psicogerontóloga y fundadora de GeroActivismo; todo esto, con la moderación de Viviana García, directora de Gerópolis UV.

Graciela Miranda es Profesora de Educación Básica con Licenciatura en Educación de la Universidad Arturo Prat, con Postítulo en Psicopedagogía de la Universidad Autónoma (Temuco) y bloguera de esta revista digital desde 2018.

La mesa llevó como título “La participación de las personas mayores en la movilización social” y desde este punto de partida, los tres invitados fueron llamados a compartir sus reflexiones acerca de lo acontecido desde el 18 de octubre hasta la fecha, el denominado “estallido social”, en relación a las personas mayores.

La bloguera partió contextualizando y entregando un breve resumen acerca de la misión, visión y valores de nuestra revista digital. Con qué objetivo nació y qué rol pretende desempeñar en el contexto de la comunicación social inclusiva y la superación de edadismo a nivel social.
Luego pasó a compartir lo que para ella ha significado ser parte de este medio de comunicación no tradicional, como bloguera.

Nos contó acerca del sentido que tiene para ella poder escribir en Pensar Sin Edad, expresar sus pensamientos y sentimiento a través de los artículos de opinión y especialmente, la significación que ha tenido para ella el poder expresar estos pensamientos y sentimientos en este contexto revuelto que estamos viviendo:



“Esta revista on-line nos invitó a participar a través de Internet, para conocer cómo podíamos aprender o re-aprender los recursos tecnológicos.
Como me vi que ya no estaba en el aula, pensé ‘¿Qué estás haciendo Graciela? No estás haciendo nada…o sea, estás en la casa en la casa leyendo un poco, haciendo comida para el marido, para los amigos, para los nietos…”, pero claro, dije ‘ Aquí hay que hacer algo’ .
Ahí comenzó nuestra historia. Cada uno de nosotros tiene su historia pasada, pero esta historia es de ahora, de hoy, donde soy una persona diferente, diría yo, porque mi pensamiento y mi mirada hacia el futuro es diferente, es con más responsabilidad, con más seguridad acerca de las cosas que quiero. Puedo elegir lo que quiero y lo que me gusta.
Entonces comenzó mi camino de escribir, escribir acerca de diferentes temas.”

 

¿Cuál puede ser el rol de l@s adult@s mayores en la futura trasformación social de Chile?

Luego pasó a enumerar y desarrollar los diversos efectos que, el estallido social, ha desencadenado en ella. Recuerdos de la dictadura militar y el miedo desencadenado a partir del estado de excepción y el toque de queda. Luego, la esperanza… de ver que paulatinamente se estaba regenerando el tejido social que había recibido daño sistemático por el individualismo extremo:



“Yo sentí un miedo terrible, cuando vi la televisión, lo que pasaba con los incendios y todo esto. Me dio mucho miedo y mucha angustia también porque uno no quiere que destruyan las cosas… no quiere tener esa sensación. Sin embargo, cuando estaba sentada ahí mirando la televisión y escuchando la radio también, dije: ‘Yo esto ya lo viví cuando era estudiante en la Universidad, en Valdivia… yo ya viví esto’, dije yo: ‘Los presos, los disparos, el sufrimiento…’, no en lo personal, gracias a Dios no me tocó nada a mí, pero sí a otros, a muchos compañeros del pedagógico en esos años.

Entonces hubo un recuerdo muy triste, y dije: ‘Bueno, ¿qué hago yo ahora?’
Viví una vida muy tranquila como profesora en sectores rurales, en sectores donde eduqué a muchos niños y jóvenes Mapuche… y hubo un recuerdo muy triste y a la vez alegre, en el sentido que, tomé una decisión.

Conversamos con mi esposo, mi compañero hasta hoy día y dijimos ‘Bueno, nosotros no nos podemos quedar aquí sentados mirando televisión’.
[…] Entonces me decidí a ser una persona adulta mayor activa y por eso es que estoy pensando que es necesario que los adultos mayores nos comprometamos. Nosotros necesitamos transmitir nuestra experiencia a los jóvenes”

 

LEE TAMBIÉN : PENSANDO EN EL DESAFÍO DE ENVEJECER CON ACTITUD (TOMANDO UN JUGUITO DE PIÑA)


Para finalizar su intervención, Graciela aventuró algunas ideas sobre el rol que podrían asumir las personas mayores en lo que nos queda para delante, pensando en el proceso constituyente que debería finalizar en noviembre de 2020, invitando a los asistentes a realizar una elección personal por la participación. Elección a la que cada uno debe darle una forma que le sea propia, desde las preferencias y talentos personales.
Y, por supuesto, una elección de este tipo lleva implícita una renuncia: dejar de lado la cómoda pasividad e inercia que nos caracteriza. Tiene sentido entonces que una de las ideas fuerza más extendidas en el contexto de este movimiento iniciado en octubre sea “Chile despertó”, ya que antes estábamos como “dormidos en los laureles”:



“Somos una generación de adultos mayores diferente a la anterior, diferente a nuestros abuelos. Somos adultos que todavía tenemos mucha capacidad para poder participar en todas las actividades que tiene nuestro país, Chile.
Nosotros podemos hacerlo, no es un problema la edad. Estamos contentos con la edad. Lo que es importante es que nosotros podamos participar en todo lo que podamos. Tenemos que participar en las Juntas de Vecinos.

Nosotros tenemos que acelerar esa participación.

Tantos espacios donde nosotros podemos estar representados.
Aportar con nuestro futuro, porque el adulto mayor va a vivir muchos años. Esto es algo mundial en pleno siglo XXI. Yo lo saqué con un lápiz y una calculadora, tenemos muchos años más por vivir.”

Javiera Sanhueza

Javiera Sanhueza

Socióloga (Universidad de Valparaíso) y Máster en Gerontología, Dependencia y Protección de los Mayores (Universidad de Granada). Más conocida en redes sociales como Javiera La Envejeciente. Fundadora y Directora de Pensar Sin Edad - Revista Digital, influencer en envejecimiento y adultez mayor, activista en favor de los derechos de l@s adult@s mayores y del derecho de tod@s a envejecer con calidad de vida.

Pensar Sin Edad es una Revista Digital liderada por  adult@s mayores que crean contenidos digitales de valor para otr@s adult@s mayores que frecuentan Internet e interesad@s por las materias gerontológicas a nivel mundial.