Ludoteca para personas mayores: una alternativa para el envejecimiento saludable

* Una Ludoteca es un espacio similar al de una biblioteca pero que a cambio de libros se encuentra dotado de juegos… [Ludoteca del latín “Ludus” juego y del griego Theke” caja o armario, el neologismo designa un espacio para guardar juegos].

Hasta hace algunos años, las ludotecas estaban vinculadas exclusivamente a la infancia, espacio cronológico de la vida con el que la mayor parte de las personas relaciona el “juego”… sin embargo, hoy en día, existe comprobada evidencia que permite aseverar que los seres humanos mantenemos siempre vigente la posibilidad de jugar. A medida que vamos creciendo, nuestra condición lúdica no desaparece sino que se transforma, el juego que durante la etapa de la niñez constituye una estrategia esencial para el aprendizaje y la enseñanza, se convierte en una oportunidad para socializar.

En el caso específico del colectivo de personas mayores, numerosas investigaciones han permitido comprobar que las personas de edad avanzada que practican juegos de mesa con regularidad, desarrollan una infinidad de aspectos cognitivos, psicológicos, comunicativos, sociales y de aprendizaje que les aportan numerosos beneficios para su salud mental y afectiva.



Si bien el juego en las personas mayores es principalmente utilizado con fines de esparcimiento y recreación, favorece también la estimulación cognitiva y contribuye a retrasar notablemente la evolución hacia la dependencia, así lo demuestran datos recientes de la literatura científica como el estudio prospectivo realizado en la Universidad Albert Einstein (Florida) y la Universidad de Syracuse (Nueva York), que permitió comprobar que las personas más activas cognitivamente (que jugaban juegos de mesa, componían rompecabezas, etc.) tenían menos riesgo de padecer Alzheimer, en un un 63% . En esta misma línea investigativa, un trabajo realizado por psicólogos de la Universidad de Edimburgo en el Reino Unido, publicado en la prestigiosa revista The Journal of Gerontology, revela que aquellas personas mayores que juegan con regularidad a juegos de mesa analógicos (no digitales) obtienen mejores puntajes en pruebas de memoria y pruebas cognitivas a los 70 años, en comparación con los que no lo hacen.

Las conclusiones de estas investigaciones, confirman lo reflejado en un estudio realizado hace algunos años por el Instituto Tecnológico del Juguete y el Instituto de Biomecánica de la Universidad de Valencia, España, según el cual “la práctica de actividades lúdicas y recreativas, -especialmente el uso de juegos de mesa-, genera numerosos beneficios para la salud física, mental y afectiva de los mayores. Mejora la movilidad y agilidad, estimula la percepción sensorial, ejercita las habilidades cognitivas, potencia el contacto social y la comunicación, ofrece nuevos entornos para el aprendizaje y optimiza los niveles de bienestar subjetivo, entre otras ventajas”. Estos antecedentes refuerzan la importancia de generar espacios lúdicos especialmente adaptados a las características y necesidades de este grupo etario, especialmente considerando que nuestra sociedad está conformada por una cada vez mayor cantidad de adultos mayores que necesitan re-aprender el arte de jugar.



A este respecto, las Ludotecas orientadas a la tercera edad, constituyen una excelente alternativa para el colectivo de adultos mayores, debido a que permiten no sólo suplir la carencia de espacios recreativos que tienen las personas mayores para el uso de su tiempo libre, sino también, contribuyen a fomentar la interrelación humana y la integración social, previenen el aislamiento, favorecen la inclusión, la participación, la comunicación y la amistad, todo lo cual ayuda de manera significativa a anticipar las deficiencias relacionadas con el envejecimiento.

En los últimos años han comenzado a aflorar interesantes e innovadoras iniciativas en este ámbito, “ludotecas”, “juegotecas”, “jubilotecas” o simplemente “espacios de juego”, para personas mayores que participan en organizaciones de mayores, centros de jubilados o que se encuentran en residencias o centros de día… surgen incluso algunas acciones lúdicas en hospitales y clínicas, como un servicio destinado a las personas mayores que se encuentran internadas, a la espera de cirugía o en proceso de recuperación.



Si bien cada experiencia tiene su especificidad, en general contemplan la utilización de juegos de mesa conocidos como el Scrabble, Tabú, Ajedrez, Damas, Dominó, Juegos de cartas, Rompecabezas… u otras actividades lúdico-recreativas, tal es el caso de Sopas de letras, Sudoku, Crucigramas, Dichos y Refranes, Asociación entre palabra-imagen, Juegos de memoria, Acertijos, etc. Existen también, espacios en los que se estimula a las personas mayores a jugar modelando, pintando o realizando actividades que involucran música y/o canto.

En síntesis, la realización de este tipo de actividades lúdicas por parte de las personas mayores, permite potenciar una serie de habilidades así como también superar una serie de dificultades de diversa índole: cognitivas (memoria, atención, concentración o de cálculo), comunicativas o de lenguaje. Además, compartir en grupo, favorece la práctica de habilidades sociales y comunicativas, jugar aumenta el buen humor y fortalece el optimismo, acciones que incrementan las defensas y ayudan a estar mejor.

5/5
Eduardo Salgado

Eduardo Salgado

Educador chileno residente en Argentina, especializado en el desarrollo de juegos y materiales educativos que propician y fomentan la reflexión grupal como forma de fortalecer las relaciones sociales entre las personas. Gestor de proyectos lúdicos, entre los que se cuenta la creación e implementación de la Ludoteca Mayor, iniciativa destinada a estimular a las personas mayores a desarrollar sus capacidades cognitivas, psicológicas y sociales a través de la práctica de juegos de mesa. http://ludotecamayor.blogspot.com

Comparte en tu red social favorita:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *