José Hernán

Un año ya, un año que parece un segundo,
Un año que tu risa dormida me acompaña cada noche.
Un año que parece haberse detenido en el tiempo.
Este invierno a sido eterno amor,

Fuiste la puerta que se abrió en la oscuridad, para dar paso a las eternas primaveras que me hiciste vivir .
Me alcanzaste las estrellas más altas y más allá de la muerte lograste que sigan brillando para mi.
De tu mano, encontré el camino perdido y empece el recorrido más hermoso de mi vida.
Fuiste la verdad, la fuerza y la alegría que mi corazón necesitaba.
Devolviste la Fe perdida, a mi alma marchita por la adversidad.

Fuiste luz por donde pasabas, fuiste agua en mi desierto, fuiste el compañero , el amigo, el amante, el hermano, el esposo, fuiste mi todo.

Sigo caminando amor, sigo recorriendo los caminos y sigo esta lucha diaria que te prometí seguir. Pero me faltas, me falta tu fuerza, me falta tu cariño, me falta el animo que me dabas, la confianza que me tenias, me faltas, simplemente me faltas amor.

¿Cómo decirte adiós si te seguiré pensando la vida entera?
Cierro los ojos y camino de tu mano, nos miramos a los ojos sin decir nada y diciéndonos todo, como siempre, como antes ¿recuerdas?
Fui todo lo que quise e hice todo lo que soñé, pero siempre a tu lado, simplemente, porque nos amamos.

5/5
Rosa Alquinta

Rosa Alquinta

Nací en la ciudad de La Serena. Toda la vida me gustó la poesía. Escribo desde niña.

Comparte en tu red social favorita:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn