fbpx
TOP

Entrevista para co.incidir: conversando con una envejeciente

Hoy recordé que tengo compromiso con Luchow (Luis Weinstein) y con su maravillosa Revista Co.incidir y todo tiene que ver con un pequeño detalle y mi curiosidad.

Cualquier día en el supermercado, en la sección de panadería, vi una una bolsa de género con   baguettes orgullosamente colgando del brazo de una bella dama, curioso como siempre trato de leer lo que tiene estampado en letras negras y leí Pensar sin edad” “¡Que la edad no te limite!

Mi curiosidad por hacer coincidir esta frase con lo que yo pienso me llevó a descubrir que estas palabras las acuña una revista digital llamada Pensar Sin Edad y a entrevistar a su Directora. Es mi misión.

 

1. ¿Quien eres?

 

Soy Javiera sanhueza más conocida en redes sociales como Javiera la envejeciente. soy una chilena de 32 años, de profesión socióloga y máster en gerontología. Me defino como una geroactivista que busca que por fin se respeten los derechos de l@s adult@s mayores y de Las personas envejecientes, o sea tod@s nosotr@s.
Profesionalmente me desempeñado en instituciones públicas y privadas con y sin fines de lucro, destacando entre ellos el Programa Adulto Mayor de la Pontificia Universidad Católica de Chile.
En la actualidad estoy dedicada fuertemente a la docencia Universitaria de posgrado y postítulo y al emprendimiento social, esto último, a través del proyecto Pensar Sin Edad, la primera Revista Digital liderada por bloguer@s adult@s mayores.

 

2. ¿Qué inspira tu deseo de realizar este proyecto?

 

Me inspiré en el hecho histórico que l@s adult@s mayores nunca han tenido una voz pública respecto de sus propias vivencias. Según Simone de Beauvoir, en toda la historia de la humanidad siempre ha sido un “otro” (joven/adulto) el que hablado por ell@s.
Si lo llevamos al presente, si bien el número de adult@s mayores ha aumentado sin precedentes con el envejecimiento mundial de la población (gero globalización multi generacional), aún sigue habiendo muy pocos espacios donde se pueden ver representados.
Si observamos las producciones culturales y en particular los medios de comunicación social, podemos constatar que su presencia es escasa. Es más, parece ser que su presencia se muestra sesgada, ya que es mucho más probable encontrar noticias y productos publicitarios en los que la imagen de l@s adult@s mayores se muestra estereotipada.
Como mi abordaje de la gerontología es desde la sociología, estimo que la transformación de nuestra cultura es el primer paso que debemos dar, si queremos iniciar un camino hacia la creación de una sociedad inclusiva hacia todas las personas, independientemente de su edad, que es la sociedad que necesitamos en el contexto de un mundo que envejece.
Pensé que era necesario crear un espacio para que l@s adult@s mayores pudieran expresar lo que para ell@s implica envejecer en este tiempo que les tocó vivir, a saber, este nuevo siglo que se caracteriza por sus transformaciones aceleradas y la fuerte presencia de las tecnologías de la información y la comunicación en la vida cotidiana.

 

3. ¿Exista en nuestra sociedad un estado de conciencia sobre l@s adult@s mayores?

 

Como ya señalaba en mi respuesta anterior, me parece que sí.
Cada vez hay más instituciones y personas que se declaran “gerophilos”, sobre todo en el mes de Junio, que es el mes internacional por el buen trato hacia l@s adult@s mayores.
De hecho, hace 2 años, nuestro país ratificó una convención interamericana que nos compromete a tod@s (personas naturales y jurídicas) a hacer una serie de cambios estructurales y paradigmáticos en orden de garantizar los derechos humanos a las personas que se adentran en la adultez mayor. Si comparo esto, con la situación de hace 10 años donde apenas se hablaba del tema, se ha avanzado mucho.

 

4. ¿En general los gobiernos se hacen cargo de este segmento de la sociedad?

 

Sin embargo, “del dicho al hecho hay mucho trecho”.
Hay un “golpe de timón” que dar: garantizar mínimos materiales y sociales para la vida digna de tod@s l@s adult@s mayores (el 21,6% se encuentra en situación de pobreza multidimensional)..
Desde mi perspectiva, no hay señales de que esto vaya a ocurrir en el corto plazo… porque la vejez es un “gasto social” que ningún Estado quiere asumir, y en este soslayo, los Estados incurren en una discriminación por edad (viejismo) imperdonable.

 

5. ¿Cuál es el aporte de esta revista a la sociedad?

 

Desde este espacio constructivo que es Pensar Sin Edad, desmitificamos las imágenes estereotipadas sobre la vejez que poco a poco ya van desapareciendo de los medios de comunicación tradicionales y – a su vez- tendemos puentes virtuales de reconocimiento y ayuda mutua entre adult@s mayores internautas de toda hispanoamérica.
Pensar Sin Edad abre una ventana que permite a internautas de todas las edades, conocer los desafíos implicados en envejecer en el siglo 21 y -a su vez- conocer cómo l@s adult@s mayores vivencian y superan estos desafíos con sus propios recursos cognitivos y emocionales, demostrando su entereza e infatigable disposición a mantenerse activos y ayudar/acompañar a otr@s como ell@s, con las reflexiones y ejemplos de vida que vierten en los artículos que publican semana a semana.

 

6. ¿Cuál es la respuesta de l@s madurecentes a este llamado de hacerse cargo de esta etapa de sus vidas?

 

La respuesta puede ser: esperanza o desesperanza, dependiendo de cómo se ha llegado a esta etapa… no tener garantizados los mínimos materiales y sociales para la vida, sigue siendo una “piedra de tope” para disfrutar de esta fase.
En el caso de l@s madurescentes, creo que ell@s reciben la mayor disposición de tiempo libre como la oportunidad perfecta para involucrarse en nuevas actividades que, en conjunto, contribuyen a continuar su desarrollo personal y emocional.
Sentir que estás creciendo cada vez más y que además puedes ser un gran aporte para tu entorno, es algo fabuloso, sobre todo porque echa por tierra todas esas ideas anticuadas que hablaban de una adultez mayor estática y pasiva.

 

7. ¿Cuál es el mayor desafío para l@s adult@s mayores en esta época?

 

Creo que el mayor desafío para l@s adult@s mayores que les tocó vivir esta época es hacerse “su lugar en este mundo”. Superar los estereotipos que rondan por la sociedad y superar los estereotipos autorreferidos (los que hemos creído y nos achacamos a nosotr@s mism@s día a día), para pasar a pensar y actuar “sin límites de edad”.
Lograr el “Nirvana” que para mí sería: lograr poner por delante el “ser” (nuestra singularidad como personas y nuestros deseos) por delante del “deber ser” (esa normatividad que nos constriñe).

 

8. Tu mensaje para esta etapa de revolución social que estamos viviendo:

 

La mejor parte de una película, novela, ensayo… suele ser su final, su conclusión.
¡Diseñemos tod@s junt@s un mundo en el que las personas podamos dejar de temer el final, para pasar a disfrutar de nuestra sabiduría acumulada!

Me presento. Soy el que soy, un encantado de lo vivido y un ansioso de seguir descubriendo esta nueva etapa. Me encanta descubrir cosas nuevas, busco siempre asombrarme con todo frente a mi vida, alegrarme por lo bueno que les pasa a las personas, alegrarme por la naturaleza, porfiado en descubrir nuevas formas comunicarnos. Mi secreto intimo es leer y escribir a escondida en un blog. Les recomiendo leer alguna vez a Benedetti (no te rindas). Acepto desafíos con agrado y me empeño en entender que este planeta es la casa de todos y nosotros, los habitantes, somos uno. “Si el corazón se cansa de ver, ¿para qué sirve?” Mario Benedetti.

Comentarios (1)

  • Avatar

    Marlene Martínez zuñiga

    Nosotros los adultos mayores somos una transformación de este siglo ya no estamos en la mecedora bordando y tejiendo como abuelitas, ahora somos las abuelas adultas mayores en el siglo de la tecnología vamos más allá del siglo pasado,Siento que nos liberamos.

    reply

Publicar un comentario

Cart Item Removed. Undo
  • No products in the cart.