Decenio del envejecimiento saludable: una década para los mayores

Con el objetivo de promover un envejecimiento saludable, la Organización Mundial de la Salud (OMS) desarrolla – a partir del presente año – el Decenio del Envejecimiento Saludable 2020- 2030, que consistirá en diez años de colaboración concertada, catalizadora y sostenida. Las personas mayores serán el eje central del plan, que aunará los esfuerzos de los gobiernos, la sociedad civil, los organismos internacionales, los profesionales, las instituciones académicas, los medios de comunicación y el sector privado en aras de mejorar la vida de estas personas, así como las de sus familias y comunidades”.



Decenio del envejecimiento saludable (*)

La población mundial está envejeciendo aceleradamente, se calcula que al término del Decenio del Envejecimiento Saludable 2030, la cantidad de personas de 60 o más años habrá aumentado en un 34%, cifra que crecerá sobre todo y más rápidamente en los países en desarrollo, sin embargo aunque las personas viven más años que en ningún otro período de la historia, un elevado porcentaje no accede a una vida digna en la edad avanzada.
De esta forma, la propuesta del Decenio de Acción Mundial sobre el Envejecimiento Saludable, apunta precisamente a actuar coordinadamente para remediar la situación de muchas personas mayores que carecen de los recursos básicos necesarios o que enfrentan numerosos obstáculos que les impiden participar plenamente en la sociedad.
Pero para que esta iniciativa global se transforme en un proyecto exitoso que consiga que las personas vivan más tiempo y en forma más saludable, se requiere del compromiso mancomunado de gobiernos, instituciones privadas, organizaciones no gubernamentales y de todas aquellas personas de buena voluntad interesadas en contribuir al mejoramiento de las condiciones de vida de la creciente población de personas mayores, especialmente de aquellas que viven en situación de vulnerabilidad.



El juego como promoción del envejecimiento saludable

Entre las numerosas actividades destinadas a asegurar que las comunidades fomenten las capacidades de las personas mayores, el Plan de Acción del Decenio precisa que “se deben proporcionar oportunidades para que los adultos mayores participen en actividades sociales y de ocio dirigidas a facilitar la inclusión y la participación y a reducir la soledad y el aislamiento social”.
Un modo de incorporar en la práctica dichas propuestas, es a través de la utilización de recursos lúdicos y especialmente juegos de mesa, experiencia que además genera otras múltiples ventajas.
Durante el confinamiento derivado de la pandemia del Covid-19, los juegos de mesa han contribuido de manera importante al reencuentro familiar y en especial, han posibilitado la interacción entre las personas mayores y demás miembros de la familia, no solo con otros adultos sino también, con jóvenes y niños, demostrando los enormes beneficios que ello conlleva, ya que a la vez de permitir a los mayores compartir su sabiduría, les ayuda a impregnarse de los nuevos lenguajes y códigos empleados por las actuales generaciones.
La utilización de juegos de mesa como una actividad orientada a favorecer que las personas mayores envejezcan saludablemente, funciona como un estímulo para subir el ánimo, combatir el abatimiento, el desgano y el aislamiento, ayudando a generar endorfinas (hormonas de la felicidad).



Sin embargo, y a pesar de los numerosos estudios que evidencian el positivo impacto que genera la utilización de juegos de mesa para mejorar la calidad de vida de las personas de mayor edad y, de las recomendaciones de distintos organismos especializados sobre la importancia de habilitar espacios destinados a la actividad lúdica, especialmente adaptados las personas mayores debido al acelerado proceso de envejecimiento, los mayores rara vez son considerados a la hora de diseñar juegos y actividades apropiadas a sus características y necesidades.
Este decenio dedicado especialmente a la promoción del envejecimiento saludable, constituye una excelente oportunidad para impulsar y/o potenciar iniciativas que incorporen la actividad lúdica en los distintos programas y proyectos que se desarrollan en favor de las personas mayores.

___________________________________________________________
(*) El envejecimiento saludable según lo define la OMS, es el proceso de desarrollo y mantenimiento del potencial funcional que permite el bienestar en la vejez, entendiendo por esta última, todas aquellas capacidades que permiten a las personas ser y hacer lo que es importante para ellas.

5/5
Eduardo Salgado

Eduardo Salgado

Educador chileno residente en Argentina, especializado en el desarrollo de juegos y materiales educativos que propician y fomentan la reflexión grupal como forma de fortalecer las relaciones sociales entre las personas. Gestor de proyectos lúdicos, entre los que se cuenta la creación e implementación de la Ludoteca Mayor, iniciativa destinada a estimular a las personas mayores a desarrollar sus capacidades cognitivas, psicológicas y sociales a través de la práctica de juegos de mesa. http://ludotecamayor.blogspot.com

Comparte en tu red social favorita:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *