Cántaro de vida

Que soy arcilla, claro que lo soy, hecha de de la tierra misma de las entrañas de Alberto y Laura, me fui puliendo en el tiempo y volviéndome cántaro.
Mis dibujos quedaron estampados con el tiempo.
Arcilla resquebrajada y parchada cientos de veces.
Llena de agua pura y cristalina, muchas veces volcada en la mesa de la vida, pero siempre ávida de lluvia y rocío de esperanza.
Rota y rearmada, cántaro noble. Has calmado la sed y a falta de agua, buena han sido tus lágrimas.
Tierra, vida, sol y lluvia, soy canto de gorriones y vuelo de mariposa, hoy amapola parida en cementeras de doradas espigas.
Seré brisa un día, seré viento, seré un beso en el silencio y seré trueno y seré rayo en la tormenta.
Volveré a fundirme un día, de la misma tierra en que fui parida, pero nunca borrará el tiempo, que fui amada y que amé, más allá del firmamento.
Rose 2021

5/5
Rosa Alquinta

Rosa Alquinta

Nací en la ciudad de La Serena. Toda la vida me gustó la poesía. Escribo desde niña.

Comparte en tu red social favorita:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn