A propósito del envejecimiento activo: bienvenida la musicoterapia

La música forma parte inherente de la vida y es capaz de cumplir diversas funciones en nuestro desarrollo. Es una gran fuente de entretenimiento, aprendizaje y bienestar. Puede hacernos compañía, aliviar nuestras preocupaciones, alegrar nuestro espíritu y hacernos sentir parte de un grupo social más amplio.
Nuestra naturaleza humana está llena de ritmo, melodía y armonía. La voz es nuestra melodía y nuestras funciones biológicas están llenas de ritmo.



¿Qué es la musicoterapia?

Básicamente, se debe entender a la musicoterapia como la aplicación científica del arte de la música con una finalidad terapéutica o preventiva, para apoyar y restablecer la salud mental y física del ser humano. En el ámbito sanitario, es un recurso no farmacológico muy beneficioso para las personas mayores, ya que es capaz de intervenir positivamente en el bienestar y en la calidad de vida.
Esta modalidad terapéutica es capaz de facilitar y promover la comunicación, la expresión, las relaciones sociales, el movimiento y la relajación, con el fin de satisfacer las necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas. Además, un estudio realizado por ORPEA, una institución española líder europeo en el cuidado de personas mayores, pudo demostrar que esta terapia influye positivamente sobre el ritmo cardíaco, la respiración, el sueño, el estado nutricional, la funcionalidad, el estado de ánimo y la motivación de las personas mayores.
La efectividad de este recurso, puede ser bien aprovechada por personas mayores con dependencia funcional y especialmente de aquellas que sufren demencia. Existe evidencia en estudios con pacientes con demencia que han mostrado que el empleo de terapia musical o ejercicios basados en música mejoran, en forma global, la cognición y fluencia verbal.



¿Cómo hacerlo?

Hoy en día existen diversas plataformas para reproducir música, las que ofrecen listas de canciones con frecuencias específicas, en función de nuestras preferencias u objetivos.
Existen canciones destinadas a la relajación, inducción del sueño y activación mental, dependiendo de las ondas cerebrales que se estimulen. Las ondas más conocidas son las alfa, theta y beta, siendo muy habitual encontrar el enunciado “ondas alfa: música para relajarse”.

Bienvenida para siempre la música y sus beneficios en nuestras vidas, sobre todo en las personas mayores.
La musicoterapia puede lograr valiosos avances ante condiciones de salud y estados de dependencia funcional, los que requieren de un conocimiento en profundidad del paciente y una intervención profesional multidisciplinar que pueda adaptar y personalizar una terapia más beneficiosa.

5/5
Matias Villagra

Matias Villagra

Kinesiólogo amante de la gerontología, promotor del envejecimiento saludable y fundador de GERONCARE. matiasvillagra@geroncare.cl www.geroncare.cl

Comparte en tu red social favorita:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *