TOP

Ya no tenemos que criar hijos y si los nietos están lejos ¿qué nos queda por hacer? Sentimientos de soledad y falta de perspectiva de futuro en la adultez mayor. Esperamos que mágicamente se nos abran caminos y a

La motivación para escribir este artículo viene de dos vertientes: mi trabajo con diferentes grupos sociales desde el área de la educación y mi experiencia como dirigenta social/vecinal. En él trataré de convencerte acerca de la importancia de las Juntas de Vecinos desde dos puntos de vista que, a mi parecer, son importantes: lo social y emocional de nuestra cultura.

El ser humano que siempre ha vivido inserto en grupos, partiendo de las agrupaciones más rudimentarias: desde las hordas hasta las comunidades más complejas. Se entiende por comunidad a un grupo de individuos que tienen ciertos elementos en común: ubicación geográfica (un barrio, por ejemplo), idioma, costumbres, valores, estatus social, etc. Por lo general, en una comunidad se crea una identidad común, y ésta se une para enfrentar una necesidad o lograr un objetivo, pudiendo ser este, un bien común.

En este espacio físico que compartimos (barrio), cada uno de nosotros desarrollamos nuestros propios "diarios vivires" en proximidad de los "diarios vivires" de cientos de otras personas con las que establecemos vínculos más o menos significativos: salir de nuestra casa o departamento, encontrarse con el vecino que espera la misma micro o colectivo y compartir algunas palabras, constituye la dimensión emocional del asunto.

Este entorno va de nuestra casa a la comunidad. La comunidad está constituida por las entidades que nos prestan sus servicios, comenzando por los almacenes, verdulerias, panaderías... hasta llegar a las entidades que nos ofrecen sus servicios profesionales, tales como los jardines infantiles, donde asisten nuestros hijos o nietos. La plaza del barrio, que motiva el desarrollo de actividades al aire libre, como también los centros comerciales, supermercados, clubes deportivos, iglesias, centro de salud, centros culturales, clubes de adultos mayores, etc.

En este vlog, la #blogueramayor, Ninfa Maya, llama a vivir la vida con alegría y atreverse a realizar actividades extraordinarias; como por ejemplo, lanzarse a reconquistar el mar, a través de la navegación en velero.

A continuación les voy a contar la historia de nuestra lucha que aún no finaliza, la lucha por recuperar definitivamente nuestras pensiones.

Como  hábito de cada principio de mes, me dirigí una vez más al Banco de Brasil (ubicado en la Avenida Apoquindo de Santiago) para tramitar el pago de mi pensión. No esperando nada fuera de lo usual, miro sin mucha atención el comprobante de cuenta corriente que me entregaron y me encuentro con que el monto que había sido depositado por INSS Previdencia Social de Brasil era un 25% menor a lo acostumbrado. Mi sorpresa era mayúscula y por supuesto quise obtener respuestas en el momento, de la misma sucursal bancaria. Sin embargo, no fue posible y pensando lógicamente, no era la entidad que debía aclarar lo que había ocurrido.