TOP
og:image:width

Sexualidad y afectividad en la adultez mayor: un tabú que las mujeres queremos superar

Vivimos en una época de cambios culturales, sociales, educativos, religiosos, tecnológicos, etc., sin embargo, es muy frecuente encontrarse con opiniones que mitifican y estereotipan la sexualidad femenina en la vejez.

Para mucha gente joven, peor aún, para gente adulta, la sexualidad en los adultos mayores resulta ser motivo de bromas, de burlas, de chistes. Esta conducta refleja la falta de conocimientos, de aceptación de nuestra sexualidad, avalar que tenemos derecho a sentir y a vivirla plenamente. Existen demasiados prejuicios instaurados socialmente, mitos traspasados de generación en generación.

Es cierto que sufrimos cambios psicológicos y fisiológicos, pero estos cambios, no nos imposibilitan sentir y obtener una respuesta sexual satisfactoria. Tenemos derecho a sentirnos amadas, acariciadas, a sentir deseo, a sentirnos plenas. De hecho, la actividad sexual podría verse detenida algún día, pero solo por nosotras mismas, cuando creamos necesario hacerlo, cuando nuestro cuerpo ya no nos acompañe o cuando el deseo de intimidad y erotismo se vaya retirando efectivamente.

La necesidad y satisfacción sexual no desaparece con la vejez, más bien se esconde o se reprime como consecuencia de las opiniones desafortunadas de algunos, que tienden a inhibir nuestra capacidad de sentirnos mujeres y de sentirnos vivas y activas sexualmente.

Con el paso de los años, los cambios son evidentes, sin embargo, la falta de juventud, de belleza, de energía, de movilidad no son determinantes para el cese de nuestra actividad sexual.

Es muy importante conversar y exponer el tema en nuestro entorno social, con nuestros hijos, familia, amigas, eliminando ciertas pautas religiosas, culturales y sociales que mitifican y estereotipan nuestras capacidades y derechos.
Para comenzar a cambiar la visión errada existente hasta hoy, se hace necesario cambiar nuestras propias pautas mentales, abandonar nuestros miedos, nuestras propias limitaciones y restricciones; muchas de ellas aprendidas, normalizadas y aceptadas.

La actitud, la alegría frente a la vida, los años bien llevados, una buena pareja, un entorno social acogedor, una vida sana, una mente activa, permiten una nueva estructura mental para asumir nuestro total y absoluto derecho a ser felices. Mujeres empoderadas y plenas, activas y con una nueva visión frente a la sexualidad de adultas mayores, dispuestas a vivir una vida sexual placentera, sana y plena.

 

CLAVES PARA UNA SEXUALIDAD Y AFECTIVIDAD SATISFACTORIA

 

  1. Rechazar activamente los mitos y estereotipos sobre la sexualidad de las mujeres mayores.
  2. Aceptar nuestra sexualidad  y que no somos asexuados.
  3. Interiorizar que tenemos libertad para buscar tener actividad sexual sana y satisfactoria.
  4. Generar un entorno social que apoye y sea respetuoso con nuestras decisiones.
  5. Desarrollar una actitud positiva.
  6. Ejercitar el cuerpo y llevar una vida sana que contribuyan con nuestro bienestar.

 

Debemos recordar que el amor no tiene edad y vivir con plenitud nuestra sexualidad es nuestro derecho. Somos dueñas de nuestro destino si disponemos de las capacidades necesarias para lograrlo.

Simplemente,María.

 

*Este artículo fue financiado por el Ministerio Secretaría General de Gobierno a través del Fondo de Fomento de los Medios de Comunicación Social 2018.

 

 

Me llamo Raquel Ramírez Leiva, vivo la etapa del "nido vacío" con mucha paz, contenta de empezar este nuevo ciclo de vida que me permite aprender y seguir  creciendo como ser humano. Amo a la Naturaleza, aprecio las buenas amistades, promuevo la tenencia responsable de los animalitos; tema sensible y preocupante para mí. Escribir es algo que estoy descubriendo y me agrada hacerlo.

Comentarios (4)

  • Laura Gajardo A.

    Laura Gajardo A.

    Muy claro y certero lo que Raquel nos cuenta, creo que la inteligencia emocional la tenemos que aplicar en todo para sentirnos vigentes, estables y con ganas de disfrutar este hermoso ciclo de vida, que nos permite tener más tiempo libre para seguir desarrollando nuestras capacidades afectivas, físicas, mentales y sociales. La sexualidad, hoy en día, es un concepto que está cambiando gracias a que la sociedad está más consciente de derribar estructuras estereotipadas que nos tenían en la sombra. Entendemos y vemos con otros ojos, la inclusión, la no discriminación, la diversidad. Las personas mayores en general, nos sentimos más felices de estar viviendo esta época de grandes cambios. Felicitaciones Raquel por este artículo.

    reply
  • Raquel Ramírez

    Gracias Laurita, aprecio mucho tu comentario, tu apoyo. Los tiempos han cambiado y han cambiado a nuestro favor; nos merecemos disfrutar con libertad nuestros años.🙅

    reply
  • Colectivo Gerontológico

    Celebro que estos temas salgan a la luz y circulen!

    https://www.facebook.com/ColectivoGerontologico/photos/a.576670999201474/1014063042128932

    Felicidades!

    reply
    • Javiera Sanhueza

      Muchas gracias por sus palabras y por ayudarnos con la difusión de nuestros contenidos.
      Un abrazo geronto-solidario.

      reply

Publicar un comentario