TOP

Las mujeres mayores queremos estar en los medios de comunicación social

Medio centenar de personas participaron el día de ayer en el Seminario “Medios de comunicación, personas mayores y enfoque de género” iniciativa convocada por el medio de comunicación digital, Pensar Sin Edad, con la colaboración de la Escuela de Comunicaciones de la Universidad Viña del Mar, el Concejo Nacional de Televisión de la Región de Valparaíso y 60 y + Consultores.

Durante los meses de octubre y noviembre del presente año, Pensar Sin Edad estuvo desarrollando el proyecto “Envejecer como mujer: reflexiones de blogueras mayores”, iniciativa financiada por el Fondo de Fomento de Medios de Comunicación Social, que tuvo por objetivo rescatar las vivencias de 14 mujeres adultas mayores con el propósito de reflexionar acerca de las rigideces de los roles de género en el pasado, las inequidades que vivieron en distintos momentos de sus biografías y cómo todo ello hoy se manifiesta como brechas sociales y heridas emocionales. 

Javiera Sanhueza, directora del medio señaló que “este ejercicio reflexivo que aceptaron realizar las mujeres adultas mayores que participaron en el proyecto, se enmarca en la filosofía del movimiento #MeToo que nace en Estados Unidos en octubre de 2017 como respuesta a los casos de abuso, maltrato y acoso que muchas mujeres del ámbito del espectáculo había sufrido a lo largo de sus carreras y que ya no podían seguir callando. Luchar por lograr las transformaciones culturales necesarias para alcanzar un trato digno e igualitario para las mujeres, no solo debería recaer sobre los hombros de las jóvenes y adultas, sino que también debería ser un desafío por asumir por las mujeres adultas mayores.

Ellas aún están presentes y como hemos descubierto en esta iniciativa, más allá de los años que nos separan, todas nosotras estamos más unidas que nunca por nuestras vivencias y deseos de justicia y respeto hacia todas las mujeres, más allá de su edad”.

Durante el Seminario se exploraron estos temas y muchos más. Andrea Villarrubia, Directora Regional del CNTV trajo “datos duros” acerca de la presencia/ausencia de las personas mayores en la televisión, quienes son uno de los colectivos más marginados de este medio. Así mismo señaló que las personas mayores son uno de los grupos que más frecuentemente aparece “peor de lo que es” en los programas televisivos, es decir resaltando principalmente los estereotipos negativos de la vejez y del envejecimiento. Además, entregó orientaciones acerca de cómo debieran referirse los comunicadores sociales a este grupo en televisión y el paso-a-paso para hacer llegar denuncias al CNTV en caso de que se considere que un programa de televisión ha vulnerado los derechos de las personas mayores.

Por su parte, Lila Farías, Directora de la Escuela de Comunicaciones de la Universidad Viña del Mar y dueña de casa para efectos de este Seminario, ilustró el tema desde el terreno de la publicidad, a la luz de la ética de profesional. Los publicistas, además de atender las necesidades de sus clientes y persuadir a los consumidores para la adquisición de productos y servicios, deben respetar a los colectivos, evitando perpetuar los estereotipos negativos sobre la vejez y el envejecimiento, para así entregar mensajes publicitarios realistas. Aquí el llamado fue a usar la creatividad y no quedarse atrapados en los estereotipos que están “a la mano” a la hora de crear contenidos publicitarios que incluyan personajes adultos mayores.

Finalmente, María Paz Carvajal de 60 y más Consultores profundizó lo anteriormente discutido evidenciando la gerontofobia en televisión, tendencia generalizada que afecta mayoritariamente a las comunicadoras, quienes se ven obligadas a “ser y aparecer” siempre y cuando no quieran ser excluidas de este espacio por comenzar aparentar haber dejado de ser jóvenes y bellas: “aparentar ser ‘vieja’ no tiene ‘buena prensa’, siendo realmente impresionante la ausencia de mujeres adultas mayores en los medios de comunicación y especialmente en la televisión”. 

Demostró incluso que a nivel del ejercicio de la profesión, podemos apreciar desigualdades en la distribución de los temas a tratar por comunicadores hombres y mujeres. Por ejemplo ¿no podríamos decir que es común ver a mujeres a cargo de las secciones de ‘Economía y Negocios’ en los medio de comunicación?, ¿cierto?, pero sí es muy común verlas en secciones ‘Sociales’ o de ‘Salud’. Esto es solo uno de los tantos casos donde los estereotipos de género permean el ejercicio profesional del periodismo, donde los espacios más importantes aún son monopolizados por los hombres periodistas.

La participación entusiasta de los asistentes al Seminario, da cuenta de lo necesario que se ha hecho discutir estos temas. Las personas mayores del siglo 21 quieren tener representación y estar presentes en todos los espacios, incluidos los comunicacionales: radio, televisión, prensa escrita, prensa digital y redes sociales. Están aburridos de la discriminación por edad y quieren liderar las transformaciones culturales que necesitamos para crear una sociedad para todas las edades.

Los miembros de Pensar Sin Edad confían que el mundo de lo digital les permitirá “tender puentes” entre las generaciones, a través de contenidos y mensajes que generen empatía y sororidad entre las mujeres, más allá de su edad cronológica.

 

*Este artículo es parte del Proyecto “Envejecer como mujer: reflexiones de blogueras mayores” financiado por el Ministerio Secretaría General de Gobierno a través del Fondo de Fomento de Medios de Comunicación Social 2018.

  

Socióloga y Master en Gerontología más conocida en redes sociales como Javiera La Viejóloga. Fundadora y directora de Pensar Sin Edad, influencer en envejecimiento, activista a favor de los derechos de las personas mayores y el derecho de todos a envejecer con calidad de vida.

Publicar un comentario