TOP

Deja la “Mochila” y dale una vuelta a la “Rueda”

Hoy voy a continuar hablando de nuestra “mochila” que con el artículo anterior, ya sabemos que está. Ahora la abriremos y nos haremos cargo de lo que hay dentro.

Algunas personas sienten que están atrapadas un “bosque” que no les permiten ver el “árbol”. Si eres una de esas personas agobiadas por el peso de su “mochila”, te digo que si adoptas una actitud de cambio, ya estás en la senda adecuada. La velocidad de los cambios, es decir, si estos serán muy paulatinos o radicales, dependerá estrictamente de ti.

Si aún te queda algo más de ansiedad, aquí te traigo una herramienta muy básica y didáctica, de gran ayuda para poder ir vaciando la “mochila”, su autor: Paul J. Meyer, escritor experto en liderazgo.

Primero debemos cultivar nuestro amor propio, ya que el amor es la principal vibración que nos mueve. En una jerarquía de amores, necesitamos comenzar a ponernos a nosotros mismos en el primer lugar, así actuaremos frente a los demás teniéndonos a nosotrosmismos  como referencia, lo cual nos ayudará a entregar solo “amor sano” a todos los demás.

Para entregarnos amor propio primero necesitamos hacer nuestro insaight. Crearemos un momento de tranquilidad para nuestra meditación: buscaremos una posición cómoda y mantener los ojos semicerrados, es decir, prepararemos un ambiente que nos ayudará a llegar a la paz interior. No llevará más de dos minutos. El objetivo es sentir las vibraciones internas y para esto tenemos varias opciones: concentrarnos en los latidos del corazón o en el ritmo de la respiración.

La práctica hace al maestro. Cada vez será más fácil de lograr el objetivo de pensar y sentir: ¿cuál es mi sentir?, ¿qué me molesta?, ¿cuál es mi carencia?, ¿cómo hago un cambio?

Aquí ya viene la herramienta de desarrollo personal que te ayudará a hacer un estudio amoroso de tu situación actual. No olvides que nosotros somos sujetos de cambio constante, por lo tanto, sentirás que en distintos momentos tu vida has tenido parámetros de cambio distintos. Observar esto es muy bueno, ya que nos permite ver si hemos avanzado y/o en qué áreas quizás hemos retrocedido.

El proceso de búsqueda que has iniciado apunta a encontrar la “eutimia” o estado de ánimo normal (del griego “eu”= normal y “timia” = estado). Cuando el ánimo está por debajo de lo normal, hablamos de “depresión” y cuando está en el extremo contrario, hablamos de “hipomanía”.

Tal como se ve en la imagen a continuación, la “rueda de la vida” es una herramienta del coaching muy concreta que nos permite medir “qué tal está” nuestro crecimiento personal, midiéndonos en 10 dimensiones de nuestra vida y ofreciéndonos puntuaciones que van de 0 (centro de la rueda) a 10 (borde exterior de la rueda) que nos permiten ir ubicándonos dentro de la rueda. Todas sus partes forman el “todo” en nuestra “rueda de la vida”.

No te desmoralices si tu puntuación está lejos de formar una rueda perfecta, sólo un 4% de la población reúne las condiciones necesarias para tener una “rueda perfecta”. Ademas, no hay que perder de vista que, lejos de ser estática, la rueda no para variar a cada momento dependiendo su forma de tu “aquí” y “ahora”. Lo que estamos viviendo “aquí” y “ahora” dará una puntuación distinta a cada área: será una radiografía tu estado actual.

Esta representación gráfica nos ayudará a priorizar nuestro insaight en las áreas cuyos puntajes estén más bajos y/o en las áreas de mayor interés personal. Te puede llegar a sorprender que cuando comiences a trabajar en el mejoramiento de una de las áreas de la “rueda” suban los puntajes y mejoren otras áreas, es que todas las áreas están relacionadas entre sí.

Para comenzar a trabajar con la rueda, les propongo pensar y analizar lo siguiente:

 


“No todo en la vida es trabajo” ¿qué pasa con la familia, con la salud salud, etc.?
“Todo no puede ser diversión” ¿qué pasa con las finanzas, la contribución, lo espiritual…?
“Crecimiento personal” ¿es acompañado de la familia, amigos, finanzas…?


Un ejemplo: si me siento muy solo, podría preocuparme un poco más de los amigos que tengo y no atiendo, ¿cómo puedo aumentar mi círculo social?, ¿en qué lugar me siento más cómodo de acuerdo a mis intereses?

Otro ejemplo: si mis finanzas son escasas, podría pensar en darle un giro comercial a algo que ya es mi hobby y comercializar con mis amigos, así hago negocios y al mismo tiempo, una contribución a mi desarrollo personal, aumentando las finanzas familiares, etc., etc..

Lo importante es intentar acercarnos lo más posible a nuestra eutimia, analizando hacia dónde estamos encaminado la mayor parte de nuestra energía positiva, en busca del equilibrio y la armonía de la vida. Dado que la libertad de pensamiento no tiene edad, te invito a comprometerte e incorporar cambios positivos a tu vida.

Espero que la presentación de esta herramienta te ayude a encontrar tu equilibrio, el cual te dará la paz interior a su vez que irradiará felicidad hacia tu entorno.

La libertad espiritual es propia y da sentido a tu propósito de vida. Visualiza el futuro, con la alegría de vivir esta etapa de cambio que has decidido realizar. Está en tus manos. En este sentido, y ya para finalizar este artículo, los(as) invito a leer un excelente libro: “El hombre en busca de sentido“ de Viktor Frankl.

*Este artículo se enmarca en el Proyecto Blogueros Mayores 2.0, financiado por Tena Chile. Conoce la marca aquí

He tenido la oportunidad durante mi vida desarrollar muchas carreras: relaciones públicas, terapia de reiki y estudios de orientación personal. También cumplir muchos roles, unos más exitoso que otros, pero todos han ayudado a escribir la historia de mi vida. Actualmente cumplo mi rol de esposa, madre, nuera, jornalera, estudiante y cuidadora. Algo muy importante es tener nuestro nicho donde desarrollarnos. Esto de ser bloguera es una oportunidad que se me presento a través de Javiera, ella en su gran mundo cyber ha sido una ayuda en mi educación tecnológica.

Publicar un comentario