TOP

Dicen que cuando era chica recitaba en los actos del colegio. Siempre hice mucha actividad social y cursos de todo tipo: desde el cuidado vocal hasta baile entretenido, salsa, hidrogimnasia, modelaje, etc., etc. Actualmente sigo igual; me encanta aprender, cuidar de mi nieta, pero por sobre todo me gusta estar donde quiero estar y disfrutar mucho de todo mi quehacer, viviendo los mejores años de mi vida. Me declaro feliz y agradecida.

Ya no tenemos que criar hijos y si los nietos están lejos ¿qué nos queda por hacer? Sentimientos de soledad y falta de perspectiva de futuro en la adultez mayor. Esperamos que mágicamente se nos abran caminos y a

Las personas mayores vivieron revoluciones tecnológicas tan fuertes como los millennials con llegada de Internet. En este artículo, la Bloguera Mayor Atlántida Figueroa recuerda algunos hitos de la llegada del televisor y el teléfono y cómo esto modificó la vida

Desde que nacemos comenzamos a envejecer y -por lo tanto- a morir un poco. Desde esa perspectiva, la muerte, al ser algo que concierne a la vida misma, debiera ser algo de lo que hablamos con naturalidad y enfrentamos como un paso hacia "el otro lado", sin alharacas y decisiones dramatizadas.

Nada más lejos de la realidad. Las últimas discusiones mediáticas acerca de la muerte digna nos han demostrados que esta sigue siendo un tabú en nuestro país. Esto, porque todos durante nuestra vida hacemos lo posible por "bypasear" tener que hablar del tema y, muchas veces, solo cuando ya tenemos a la muerte de frente (ya sea nuestra propia muerte, muertes en nuestro entorno o porque se está hablando mucho acerca de la muerte en los medios de comunicación) hacemos lo posible por reunir a nuestros seres queridos para -con mucha dificultad y quizás un poco tarde- manifestarles lo que deseamos que se haga (y no se haga) en el final de nuestra vida.