TOP

Misógeno es el hombre que nos odia. Ese que nos violenta en todos los grados posibles, porque se cree con el derecho a hacerlo. Todos los días y desde tiempo inmemoriales, las mujeres han vivido diversas formas de violencia por parte de su entorno masculino, las cuales van desde el control hasta la agresión física, pasando por el acoso y abuso sexual. 

Si bien a partir del movimiento #metoo, muchas de nosotras nos estamos atreviendo a hablar de las veces que hemos sido violentadas por hombres, la sociedad chilena aún tiene la tendencia de seguir adjudicando a las víctimas alguna responsabilidad por lo que les pasó: "algo habrán hecho para que le pasara eso".

La violencia hacia la mujer no es un problema de mujeres adultas, lamentablemente se presenta en todo nuestro ciclo vital, desde la infancia hasta la adultez mayor, dejando -en menor o mayor grado- dañada nuestra biografía para siempre. 

Lo "positivo" es que, al ser un fenómeno tan generalizado y tan presente en toda la historia de la humanidad, gracias a las redes sociales hoy ha explotado comunicacionalmente generando como consecuencia un enorme movimiento de solidaridad entre mujeres de distintas generaciones, quienes -desgraciadamente- tienen en común haber vivido este maltrato. Sigue leyendo...

Los y las lectores de Pensar Sin Edad quizás no estén familiarizados con los conceptos "body shame" y "body positivity". Yo podría resumirles que ambos son movimientos que perciben y actúan sobre el cuerpo de las personas, desde veredas totalmente contrapuestas, pero teniendo como principal tribuna y amplificador de mensajes, las redes sociales. 

¿Cómo se cruzan estos movimiento con los envejecimientos que vivimos las mujeres hoy? Sigue leyendo...